Blog de análisis y escritura de guión cinematográfico

viernes, 18 de marzo de 2011

Cortometrajes: El giro final

El cortometraje, tan extendido y con tan buena salud en España, tiene algunos recursos a nivel de guión muy interesantes que se han extendido casi como una marca de identidad. Evidentemente, casi siempre son elementos adaptados de los formatos mayores, pero en ocasiones acaban por tener ciertas particularidades características del corto.

Uno de ellos, muy común sobre todo en los metrajes más reducidos, es el 'giro final', un acertado recurso para rematar el corto, donde la sorpresa siempre cobra un gran valor. Se trata de enseñar una parte elemental de la trama que se desconocía en el punto álgido del desarrollo, dando así un nuevo sentido a todo lo que hemos visto anteriormente.

El peligro principal de este giro es su empleo excesivamente premeditado, que la historia sólo pueda apoyarse en la acción posterior y que todo el desarrollo sea una excusa para dar el golpe final. El planteamiento debe dejar en el aire alguna pequeña incógnita que finalmente se resuelva en la parte final de una forma natural. Al ser un recurso bastante extendido, el público suele estar bastante alerta, por lo que hay que apostar por giros impredecibles e inesperados, que sorprendan y dejen un buen sabor de boca. Pero, ante todo, hay que hacerlo con sutileza y naturalidad, que complete el mensaje del film y no sea un simple pegote efectista.

Para ilustrar, tres cortos (el último son en realidad 3 cortos que forman uno entero, el giro está en el último corto) sacados del festival Notodofilmfest y que han tenido éxito en el certamen.

Por ser como eres de Álvaro Fernández Armero



Próxima estación de Carlos Agulló Coloma



Código 7 de Nacho Vigalondo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada