Blog de análisis y escritura de guión cinematográfico

martes, 1 de febrero de 2011

La premisa y la construcción de la idea

Ideas y contenido

Muchas películas están cimentadas a partir de un mensaje principal que el autor sostiene como una especie de tesis durante el desarrollo del contenido. Es la llamada premisa, un concepto heredado del teatro que autores como Lajos Egri han adaptado a la construcción del guión como un punto de partida en que basar una obra. Este recurso correctamente utilizado puede servir como hilo conductor argumental, como la forma de verbalizar una idea ambigua y darle concreción y forma.

Ante todo, la premisa debe recoger el núcleo de la idea básica, debe mostrarnos la esencia del conflicto y esclarecer su conclusión, lo que se deduce de él. Se tiene que formular brevemente, cuanto más conciso mejor, para que sea una orientación eficaz.

Para aclarar el concepto, vamos a enunciar las premisas y de algunas películas de diferentes épocas y géneros.

Ciudadano Kane
Orson Welles, 1941"Una vida sólo basada en el éxito y el dinero no te dará la felicidad"

Chinatown
Roman Polanski, 1974"La obsesión íntima y personal con el trabajo acabará haciéndote daño"

Toro salvaje
Martin Scorsese, 1980
"El orgullo y el egoísmo te harán perder lo que más quieres"

V de Vendetta
James McTeigue, 2005
"Los principios y valores están por encima de cualquier cosa"


¿Se puede contruir una historia a partir de una premisa?

Egri explica que una premisa bien definida se encarga de unir el tema escogido por el autor con los elementos básicos para la construcción del drama – personaje, contexto y conflicto- . Es decir, la premisa le da forma al tema y a la acción, definiendo el tratamiento conceptual de la historia. De un mismo tema con diferentes premisas saldrían películas opuestas, pues ésta dota a la historia de un enfoque específico que fundamenta la creación de personajes y conflictos. Basándonos en esta teoría, los personajes y el contexto “generan” las acciones que darán lugar al discurso dramático, pues éstos vienen determinados a priori por la premisa y el tema.

Éste es un punto de vista antagónico a otros también extendidos, como el precepto de La Poética de Aristóteles que antepone la creación de la acción y el conflicto a los personajes y el contexto. Ninguno es mejor el que otro de una forma empírica, sino que son una orientación, una herramienta más con la que podremos dar salida a nuestra forma de escribir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada